tarotistas videntes

Tarotistas y Videntes

Diferencias entre tarotistas y videntes

El Tarot puede ser estudiado, la videncia no

Cualquier persona puede aprender a leer el  tarot si tiene el interés y estudia lo suficiente. Entonces todos tenemos la capacidad para ser tarotistas. Cosa contraria pasa con la videncia.

Un Tarotista puede no ser un vidente. Los tarotistas son personas estudiosas que han estado tiempo tratando de leer y conocer las señales que las cartas ofrecen, estudiando el significado y simbología de cada una de ellas, para saber interpretarlas sobre la lectura que están realizando. 

Un tarotista no es un adivino, las respuestas le llegan por el conocimiento que le da el saber de lo que las cartas tienen para decirnos. 

La videncia es algo que no se estudia, es un don

La videncia es un caso distinto. Nadie puede enseñar a adivinar en términos simples. Lo más cercano es aquella frase: «usa tu intuición». 

Eso es genial, pero si no sabes cómo usar tu intuición para aplicarla a alguna forma de adivinación, entonces esa instrucción te dejará igual de confundido que antes.

Los videntes reciben imágenes y energías y tendrán la posibilidad de leer o ver en las cartas las emociones y el contexto en el cual se presentan esos mismos hechos.

Utilizando las cartas del tarot como una herramienta para sus lecturas, puede leer o ver en las cartas las emociones y el contexto en el cual se presentan esos mismos hechos, de realizar una buena lectura y de esa manera canalizar esas energías y transformarlas en algo que nosotros podamos entender.

Un Tarotista que a la vez sea vidente te permitirá con mayor fiabilidad encontrar las respuestas que necesitas

tarotistas y videntes

El don nato de la videncia puede ser canalizado mediante las cartas del tarot.

En este escenario la consulta será una experiencia mucho más completa dado que además de la lectura de los símbolos, viene matizado con el don de la videncia.

Los tarotistas de profesión tienen una visión más basada en el conocimiento, los videntes más en las sensaciones y energía. La mezcla de ambos, tarotista y vidente, es sin duda la mejor experiencia que alguien puede experimentar.

Los Tres Pilares de la Adivinación

Observaciónobservacion, tarotistas y videntes

No puedes recibir un mensaje si no estás escuchando, ¿verdad? Tampoco puedes interpretar un cartel si no estás prestando atención. La observación se trata de ser de mente abierta y atenta al mismo tiempo. Tener una mente abierta para todos y cada uno de los mensajes o imágenes que se  puedan recibir de lo Divino a través de la adivinación, lo que significa estar dispuesto a recibir mensajes de cualquier forma que puedan llegar. Esto también significa que no permite que el lado «lógico» del cerebro bloquee completamente lo intuitivo (más adelante profundizaremos en esto).

Simbolismo


simbolismo

El simbolismo es el uso de símbolos para representar conceptos o ideas. El simbolismo se usa a diario en múltiples instancias: a través de los medios dominantes, la literatura, la religión, la política, etc. El cerebro humano usa el simbolismo sin siquiera darse cuenta, está muy arraigado en nuestra manera de pensar y de vivir. Por esta razón, el simbolismo es una parte indispensable de la adivinación.

El simbolismo se ve en muchas formas de adivinación: el tarot, el oráculo, las runas antiguas, el ogham, la numerología, la astrología y más.

Intuición


intuicion

La intuición se define como algo que uno conoce inmediatamente sin un razonamiento consciente. ¿Sabes esa sensación que tienes antes de entrar a un lugar que te dice que no entres? ¿O esa sensación cuando conoces a alguien y tu pensamiento inicial te dice que no confíes en él/ella? Tu yo lógico dirá que esto es ilógico. Pero este sentimiento o pensamiento inicial es la  intuición, el instinto divino, que te mantendrá a salvo y te ayudará a elevarte en muchas situaciones

¿Cuál es la función REAL del tarot?

tarotistas y videntes

Cuando hablamos del tarot, la palabra clave es «canalizar». Si ahondamos en lo que de verdad persigue el tarot, encontraremos que en primer lugar no es una vulgar adivinación, casi como si lanzamos unos dados, canaliza la energía del universo en relación a la vida de una persona pero sobre todo, la función final está implícita en esa persona.

Conocer el destino

Esta expresión es una contradicción en sí misma, un oxímoron, ya que el tarot no te muestra una imagen con lo que ocurrirá en 10 años, en vez de ellos, te alertará de riesgos, te puede mostrar algunas áreas donde tienes que esforzarte más, puede que el tarot te pida mirar mejor la actitud de cierta persona, pero no señala, no define, el tarot no te dice: «Esa persona es buena y aquella mala» «empieza una relación con tal persona, te amará, serán felices y tendrán 3 hijos». NO. Eso no lo hace el tarot.

Cuando conoces, por ejemplo, que en un proyecto que estás por iniciar de tu trabajo tendrás algunos obstáculos provocados (lo que sí puede avisarte el tarot), te preparas para superar esos obstáculos, con lo cual eso ya no será el destino que te espera, en realidad nunca lo fue, son las energías, tanto los buenos como los malos deseos se conectan con la energía universal, por eso sentimos cuando un amigo esté triste aunque entré en nuestra casa y se siente sin nosotros siquiera mirar su rostro. Lo sentimos.

La función primordial del tarot es canalizar energía para mostrarte obstáculos y oportunidades, alertarte, avisar, incluso estimularte a actuar, pero luego le toca a la persona canalizar esa información y transformarla en acciones y con la mente positiva, puede estar seguro de que cambiará lo que podría haber ocurrido.

Carmen Camino. Tarotista y Vidente

telefono tarot linea directa

 

tarot con visa

Ir arriba