Cartas Negativas del Tarot

Tratar con las cartas más “negativas del tarot”: Qué hacer

Imagina este escenario, te esfuerzas por hacer todo lo correcto en alguna lectura de tarot, puede que incluso se trata de un buen amigo, alguien conocido o en definitiva alguien que te cae bien por lo que, aún sin intención de inclinar la lectura, te preocupas por limpiar la energía del lugar, relajarte y con los mejores deseos, echas las cartas, cualquiera sea el tipo de tirada que escojas.

Esperas con anticipación mientras volteas la carta y, de repente, tus esperanzas se desvanecen. Es el 10 de espadas, una carta con imágenes particularmente inquietantes.

Ahora se supone que debes hacer la conexión entre cuál es tu interpretación o la situación de la persona y una de las cartas negativas más tradicionales en el mazo. ¿Cómo interpretar esto?

Además de ser confuso, es posible que sus esperanzas y expectativas hayan sido frustradas.

Tanto si la lectura es para ti como para otra persona, es difícil evitar cierto aire fatalista en el momento (aunque con el tiempo se aprende a controlar mejor nuestras reacciones en estos momentos.

Cartas negativas del tarot: un miedo común

Una frustración que constantemente veo que tienen algunos tarotistas, particularmente cuando están aprendiendo a entender el tarot, es obtener cartas tradicionalmente consideradas negativas en su lectura.

A nadie le gusta conseguir estas cartas; son mucho menos bienvenidos que el feliz sol o la carta de la Estrella.

Y si está obteniendo una lectura con la idea preconcebida (y entiéndase que es dañino creer tal cosa) de que el tarot es predictivo y predice su destino, estas cartas pueden causar un ataque de pánico leve.

Antes de seguir debo recordar un consejo que doy y mantengo: No se trata tanto de la carta que aparezca en la lectura, sino de cómo puedes interpretarla dentro de las circunstancias de la persona y de la lectura misma, de las otras cartas.

Nunca debemos atarnos a determinados significados como autómatas. Aunque siempre puede ser tentador, no culpes a las cartas que tomas; aprende a tomar la iniciativa e intenta aprender de ellas. Recuerda que el tarot no impone, guía.

Al igual que con la vida, no podemos elegir lo que nos sucede, ni las cartas que recibimos; Solo podemos aprender a sacar lo mejor de ese sorteo.

Si profundiza en cada carta del tarot, aprenderá que cada una tiene su propia lección. La forma en que vivimos nuestras vidas está determinada no por lo que nos sucede, sino por las historias que elegimos contarnos a nosotros mismos, el aprendizaje que obtenemos.

Finalmente, veo a algunas personas lidiar con tarjetas negativas barajando y sacando nuevas cartas hasta que encuentran algo que les gusta.

Recomiendo nunca hacer eso. No hay forma de borrar la negatividad de nuestras vidas, hacerlo destruiría el equilibrio y vaciaría nuestras vidas de significado.

Los desafíos nos brindan oportunidades para expandirnos y crecer, y convertir la amargura en belleza.

Puede sonar a cliché, pero es cierto: Todo ocurre por una razón. A veces las personas deciden darle una oportunidad a quien les ha ofrecido amor solo porque fracasaron con alguien con quien se ilusionaron.

Es ese fracaso lo que les hace apreciar el amor real que siempre estuvo esperando por ellos. Pasa siempre.

Interpretación de las cartas “negativas” del tarot.

Ahora, si bien no apoyo el sacar nuevas cartas una y otra vez hasta obtener un resultado que te guste, si es muy positivo replantear el significado de algunas cartas, saliéndonos del molde técnico de la interpretación técnica conocida del libro.

Las interpretaciones no pretenden ser exhaustiva o fija, pero ofrece una idea de cómo puede transformar las interpretaciones tradicionalmente negativas en significados que son mucho menos aterradores.

Para nuestros lectores queda un ejemplo de una carta conocida, así sabrán como guiarse para reinterpretar otras cartas del mismo tenor.

La Muerte

Si alguna vez hubo un ejemplo perfecto de cambiar la perspectiva de uno sobre el significado de una carta de tarot, sería este.

Por supuesto, esta carta puede significar el final de un ciclo y una pérdida (casi nunca significa muerte real, a pesar de lo que te dicen las películas), pero también puede significar la transformación y el cruce a un nuevo comienzo.

Es mejor pensar en esta tarjeta como «cruzar un umbral» de algún tipo; puede elegir entenderlo como un final, pero a veces, también puede brindarle libertad y una página en blanco para comenzar de nuevo.

Un ejemplo muy útil es la aparición de esta carta en la lectura del amor, se sorprendería el lector de saber con qué frecuencia esta carta aparece para que el cliente se sorprenda al verse descubierto en una relación que está agonizando, aunque no se lo haya comentado previamente al tarotista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *